“Los Intelectuales”



El problema de la inseguridad azota a la familia Venezolana, el Estado se enmaraña en un cúmulo de procedimientos y acciones a veces no tan de fondo y a veces sí, para solucionar este problema. Muere un pobre en paz descanse, muere un rico pobre del pobre que lo mató, nadie secuestra a un pobre y pocos lo roban, pero si le sucede a un rico, pobre del pobre culpable o a veces no tan pobre.
Lo verídico es que el último caso de robos está poniendo de cabezas a todo el mundo, el Estado, despliega todo el aparataje atrapa pobres tecnológico disponible, los medios de comunicación de un lado y de otro, impresionantemente, están juntos en la tarea ineludible de capturar a quienes han cometido tan atroces crímenes, Globovisión y el canal ocho deciden comenzar de la mano una campaña en apoyo a los cuerpos de seguridad para detener a estos delincuentes "sátrapas sin razón", como los llamó el Ministro de interior y Justicia.
Primero fue asaltada una librería del sur, la que queda en el Teresa Carreño: un grupo de encapuchados entraron por la fuerza amarraron a la muchacha y el muchacho que siempre atienden y con gritos y amenazas empezaron a buscar libros como si tomarán terneras en el Caracazo. “En unas bolsas negras fueron colocando libros, lo increíble de todo, es que antes de tomarlos leían la contraportada” dijo el trabajador que había sido amordazado todavía en shock por lo que sucedió.
“Solo uno de ellos no traía capucha”, narro la muchacha en su declaración: “era un joven de veinte y pico de facciones indígenas, pelo lizo por las orejas y con una barba larga y muy negra, no como las de los peloteros de la liga, que está arregladita, ni como la de los jugadores de la NBA” continuaba la agredida: “más bien parecía como la de Fidel o la del Che.
Este, (el que se parece al Che boliviano) se me acercó y me preguntó con carácter pero sin agresión alguna que donde estaba la sección de filosofía y le dije: "al fondo hay algo de Kant y Nietzsche", fue lo que pude recordar en el momento, estaba muy asustada. Él fue, recogió otros libros, se me acercó me dejó una orquídea y dió la orden de partida”
Increíblemente, este procedimiento criminal se ha repetido en doce asaltos seguidos, pero la habilidad en la retirada y lo sorpresivo de los golpes han hecho imposible detenerlos. Al cuarto robo que fue en la imprenta del Ipasmed el director del CICPC mostrando un retrato hablado del líder, a las cámaras de TV, los llamó por primera vez: la “Banda de los Intelectuales”, desde allí han sido ocho golpes más sin capturarlos: Imprenta cultural en Guarenas, Imprenta municipal del municipio Libertador, depósitos del Perro y la Rana, Biblioteca Ayacucho, la Simón Rodriguez, entre otras de igual importancia.
Expertos de oposición en este tipo de robos (quien sabe de donde los sacaron), han comenzado a sospechar que se trata de una maniobra del Régimen, pues comentan con certeza que ningún dirigente político de oposición sería capaz de leerse todos esos libros y hacer política al mismo tiempo.
María Corina Machado llamó a una rueda de prensa exigiendo que se registre la data de la Misión Robinsón, pues en ese millón y medio de personas alfabetizadas encontrarán los culpables: “Esto jamás se había visto cuando, eramos un país de gente decente” afirmaba la enojada dirige gente.
Por otra parte en Dando y Dando el Ministro de Cultura dice que la Revolución ha entregado millones de libros gratuitos en estos 13 años, otros miles a precios muy accesibles para la mayoría y que estos crímenes vienen a dar al traste con con una política de inclusión y acceso de la mayoría a libros de todo tipo que jamas existió en Gobiernos anteriores.
Lo cierto es que nadie sabe como terminará esta grave situación donde la gente ya no roba dinero, ni carros, ni joyas, ni Blackberrys, sino libros, fin de mundo ¡libros!. Se sabe que en el Estado Bolívar, se robaron una serie de libros de una colección de Mariategui que vende la librería del sur y dejaron una nota con la siguiente inscripción: “Que vivan Los Intelectuales”. Ante la posible reacción en cadena o efecto mariposa, han decidido continuar con los operativos en estricta discreción, ya no hablan los especialistas, ni especulan los precandidatos, tampoco comentan los ministros sobre el caso, pero lo que si es seguro, es que o detienen a “los Intelectuales” o pronto comenzarán los grandes narcos a traficar con imprentas de última generación, en los barrios comenzará el micro tráfico de ideas, ya la vida no valdrá ni un poema y los niños en sus casas no van a dirigirle la palabra a las mamás empeñados en leer unos benditos libros, que según las noticias fueron adquiridos ilegalmente por una banda que no roba por dinero, ni joyas, ni smartphone, ni carros, sino por ideas o peor por libros.
Gustavo Villapol
Comunicador Popular
Share on Google Plus

About Gustavo Villapol

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario