L@s niñ@s del Recreo.


Artículo 4°. Obligaciones Generales del Estado. El Estado tiene la obligación indeclinable de tomar todas las medidas administrativas, legislativas, judiciales, y de cualquier otra índole que sean necesarias y apropiadas para asegurar que todos los niños y adolescentes disfruten plena y efectivamente de sus derechos y garantías.
Artículo 32. Parágrafo Segundo: El Estado, la familia y la sociedad deben proteger a todos los niños y adolescentes contra cualquier forma de explotación, maltratos, torturas, abusos o negligencias que afecten su integridad personal. EL Estado debe garantizar programas gratuitos de asistencia y atención integral a los niños y adolescentes que hayan sufrido lesiones a su integridad personal.
Artículo 38. Prohibición de Esclavitud, Servidumbre y Trabajo Forzoso. Ningún niño o adolescente podrá ser sometido a cualquier forma de esclavitud, servidumbre o trabajo forzoso. (LOPNA)

En los años noventa y principios del dos mil, caminar por Sabana Grande era una verdadera odisea, mafias de todo tipo, economía informal, robos, inseguridad, ni un chaleco antibala, ni entrar en tanqueta te salvaban de la locura, aquel viejo paseo donde se celebraban los carnavales de antaño y la familia caraqueña paseaba parecía algo del pasado. Pero había algo que a todos y todas nos robaba el alma: los y las niñas de la calle, la mafia que traficaba con el trabajo de los niños en este lugar era terrible vivían en condiciones espantosas, huelepegas y bazuco la mayoría menores de 15 años, tráfico de órganos y sexual daban la impresión de una gran mafia internacional que se sustentaba con la complicidad alcahueta de los Gobiernos de turno.
Esto aunado al abandono de lo público por parte de los Gobiernos neoliberales de AD y Copei, transformaron este lugar en el caldo de cultivo de grandes negocios difíciles de romper. Con la llegada de la Revolución Bolivariana se tomó el toro por lo cachos y con voluntad política y una transformación radical de las políticas públicas se logró convertir el Bulevar en lo que era y mucho más, seguridad, limpieza y verdaderas posibilidades de recreación familiar fue el gran logro de este proceso revolucionario en Sabana Grande; pero, “que vaina que nunca falta un pero”, al igual que el capitalismo cuando es atacado, las mafias mutan, se mueven tratan de salvarse cuando reciben fuertes golpes.
Entonces, el grupo de personas que vivían del trabajo infantil, no se fueron para su casa y ahora venden estampitas de Madagascar porque llegó el Socialismo, no, se fueron un poquito más allá al Centro Comercial el Recreo.
Aquella propaganda de: “señor me compra una flor”, no es cuento de la 4ta aún en este período hay y en este centro comercial decenas de niños y niñas que las venden que pasan de mesa en mesa pidiendo alimento y dinero, vendiendo generalmente flores o cualquier otra cosa. ¿Donde duermen?, ¿Quien los organiza?, ¿Quien le compra las flores u otros productos?, ¿quien se queda con el dinero que recogen?, ¿Estudian?, ¿se vacunan?, ¿tienen familias?, ¿Algún funcionario de la Lopna o Negra Hipolita, comiendo Suchi o subiendo al cine le han vendido estas flores?, ¿La seguridad privada del centro comercial será cómplice de esta situación?, ¿Los dueños y gerentes del centro comercial saben algo de esto?, ¿hacer un trabajo de inteligencia que desmantele la mafia es muy complicado?,. ¿Nos estamos conformando?, o peor aún ¿Acostumbrando?.
Muchos no se acostumbran ni se rinden y espero que esta denuncia autocrítica prenda las alarmas de la acción revolucionaria que acostumbra a este proceso, banalizar este problema sería muy sencillo, echarle la culpa al Gobierno, decir que lo que hay es que recogerlos y meterlos en un orfanato y que todo es culpa de Chávez bla, bla, bla, bla. Sería tomar lo que sin lugar a dudas es el último eslabón del ejercito de “Miserables” del sistema Capitalista y usarlo perversamente como arma politiquera de este mismo sistema. Por ello el llamado es para las organizaciones revolucionarias de la parroquia el Recreo, al Partido, para los consejos comunales, pero también a las Instituciones encargadas de esta situación a poner manos a la obra.
Desde la trinchera que construimos y defendemos estamos a la orden para dar la batalla, por ahora amanecerá y veremos.

Gustavo Villapol
Comunicador Popular
http://caminoacaral.blogspot.com/

Share on Google Plus

About Gustavo Villapol

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario