El legado Chávez ubicado y en el espacio-tiempo del Socialismo del siglo XXI.

Veinte años atrás, apenas, no había Patria; aquí no
había pueblo porque pueblo no es sólo la sumatoria de
gente, como decía Jean-Jacques Rousseau; para que exista
un pueblo tiene que haber una multitud o un conjunto de
seres humanos que beban de la misma fuente histórica con
consciencia y, además, que tengan un proyecto común,
eso no es un pueblo sino es un reguero e ́gente, un país
anarquizado, sin liderazgo, sin Fuerza Armada, enfrenta-
dos, matándonos unos a otros militares contra civiles, la
burguesía llevándose el dinero y el imperio haciendo lo
que le daba la gana. Cuántas cosas han pasado en 20 años,
no es poca cosa lo que hemos logrado pero lo que tenemos
que hacer es mucho más grande aún”.
Comandante Hugo Chávez Frías.
Unidad Lucha Batalla y Victoria.


La partida física del máximo líder de la Revolución Bolivariana, hacen avivar en el seno del pueblo Venezolano, increíbles sentimientos que solo después de su siembra, nos damos cuenta verdaderamente de la transcendencia de su legado, ideológico, práctico, moral, ético, entre otras cosas. Para quienes tuvimos el placer de compartir con Él, de abrazarlo, de escucharlo en su despacho, o simplemente de vivir estos últimos veinte años de volcán revolucionario en la calle y con el pueblo, nos damos cuenta de la certidumbre de lo que afirma el Comandante Fidel Castro en sus palabras de hasta luego: “Ni siquiera él mismo sospechaba cuán grande era”.
Su legado nos deja un inmenso peso de responsabilidad, trabajo y lucha a todas y todos los que lo hemos acompañado y los que se incorporan desde este momento en las filas revolucionarias, pues así lo afirmó: “Lo que tenemos que hacer es mucho más grande aún”.
Es por ello necesario comenzar de inmediato, sin descanso, ni vacilación, la batalla por continuar su legado, las ordenes de quien dirigía y aún dirige este proceso fueron claras: acompañar al camarada Nicolas Maduro a la primera magistratura y mantenernos en unidad, lucha y victoria, hasta vencer. Pero aunque se dice fácil, el camino es sumamente complejo, escabroso y lleno de contradicciones, naturales de una revolución que ya las tenía y las seguirá teniendo. Para esto debemos hacer un análisis breve de algunas de ellas que no son todas, ni las vamos a resolver en este texto, pero nos van a ayudar a verlas con un poco más de claridad para avanzar.
Para este objetivo vamos a tomar prestado un discurso del Vice presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Álvaro García Linera el cual decía en 2011 que las contradicciones que el a observado en el ejercicio del poder revolucionario, abarcan cuatro ejes: “Monopolio-democratización, núcleo duro-expansión, interés general- interés particular y desarrollo que satisfaga necesidades básicas materiales sobre la preservación de la naturaleza”.
En mi osadía me atrevería a agregarle una contradicción más en base a la experiencia y militancia que hemos adquirido en estos 14 años de fuerzas revolucionarias en el Poder Político: Praxis del Socialismo Real- Praxis del Socialismo del Siglo XXI.
Las contribuciones del Comandante Chávez, especialmente en esta contradicción, son de inmedibles proporciones, el Comandante hablaba en una de sus intervenciones que veía el Socialismo Bolivariano en cinco frentes y comenzaba citando a Karl von Clausewitz en su célebre frase: “La guerra es la continuación de la política por otros medios” y la invertía diciendo: “si A es igual a B, entonces B es igual a A, la política es la continuación de la guerra por otros medios”, su clara concepción y formación militar lo ayudaba a ver esto así.
Los cinco frentes son el ético-moral, el social, el político, el económico y agregaba un quinto de gran importancia para la contradicción que pienso someramente desarrollar el “Geográfico”, decía palabras más palabras menos: la geografía esta viva, el territorio vive, la patria es el hombre, no podemos construir ningún sistema socioeconómico, si no estamos ubicados en el espacio-tiempo y este es uno de sus mayores aportes teóricos y prácticos, pues lo ayudo a observar lo que muchos de nosotros y nosotras no supimos, a veces por inexperiencia, otras por desespero. Ubicarnos en el Espacio-Tiempo, vaya que importancia para hacer política y revolución.
Las revoluciones en el marco de la lucha de clases, tienen momentos de flujo y contraflujo, en otras palabras a veces todas las fuerzas que hacen vida entorno a la revolución están con un mismo objetivo, que es mantener en el poder a las fuerzas progresistas, por ejemplo abril de 2002, la reelección presidencial del 2004 y 2012, esto casi siempre tiene como motivador la fuerza que imprima la contra-revolución por arrebatarnos lo logrado, estos son momentos de flujo y los momentos de contraflujo, son aquellos en que se hace más visible la contradicción que Linera llama: “interés general-interes particular”, las fuerzas revolucionarias no sienten cercana la presión de salir del poder y comienzan a ver hacia dentro, a fijarse en sus particularidades, como por ejemplo: no firmar un contrato colectivo en una institución del Estado, los sectores que acompañan esta lucha tienen absolutamente toda la razón, desde los reclamos más radicales, hasta los más tenues, pero se dejan de fijar en lo general para observar lo particular.
La siembra de nuestro Comandante nos ha hecho sentir un momento trágico, empujándonos a otra situación de flujo revolucionario, una vez más todos los sectores Patriotas, por las miserias e intereses de los adversarios, que no es más que las miserias e intereses del Capital, vemos en peligro todo lo logrado y nos unimos entorno a las ordenes del máximo líder y la dirección que él mismo formó y dejó, pero luego que este momento pase, estaremos ante el mayor reto que se nos haya presentado como Revolución, superar los momentos de contraflujo sin la dirección del Comandante, sin su ubicación en el espacio-tiempo, para el Socialismo del siglo XXI. ¿Qué hacer? Vayan aquí algunos aportes que considero nos dejó Hugo Chávez Frías nuestro Libertador del siglo XXI.
Estar ubicado en el espacio-tiempo significa entender, la importancia de la paz como herramienta de lucha en el marco de una Latinoamerica y el Caribe que se ha reunido en los últimos diez años en la Alba-TCP, Celac, Unasur, Consejo de Defensa Suramericano etc, Chávez lo entendió en momentos como Plaza Altamira, paro petrolero, provocaciones de aviones y embarcaciones imperiales en nuestro espacio, pero el momento cumbre fue en la invasión a Ecuador por el gobierno lacayo de Alvaro Uribe Vélez, cuando todo el Mundo pensaba que el Comandante daría un discurso incendiario, más bien fue el canalizador de la paz en nuestro continente. Esto no solo lo entendió nuestro líder también lo hizo el Imperialismo, las estrategias de EE.UU en nuestro continente, no son ni de cerca en los últimos años, parecidas a las que utiliza para Oriente Medio o África, intervenciones militares directas o indirecta a través de la privatización de la guerra. Revisemos: golpe de Honduras, Paraguay, los intentos en Venezuela, Bolivia etc. Sin paz no podemos construir el Socialismo, eso no significa que dejemos de estar armados como Patria y que estemos rodilla en tierra frente a cualquier pretensión de asalto, pero si, saber medir muy bien los momentos.
Estar ubicado en el espacio tiempo, es entender que el Comandante era y es el ente aglutinador de todas las fuerzas revolucionarias, entonces avanzar hacia una dirección única, colectiva y radicalmente democrática que incorpore a todas estas fuerzas, es un esfuerzo de sustancial importancia para que los momentos de contraflujo revolucionario nos agarren unificados a través del debate de ideas en la acción.
Estar ubicado en el espacio tiempo, es entender la importancia de las comunicaciones y de la batalla de los dos modelos culturales en pugna, con las tecnologías de nuestro momento, esto lo entendió el Comandante desde el primer día de Gobierno y desde el primer Aló Presidente radial, hasta el último twitter que envió en vida, estuvo destinado hacia este esfuerzo.
Estar ubicado en espacio tiempo, es consolidar el gran esfuerzo que desde el primer día de gobierno nuestro líder hizo por colectivizar el poder, desde los consejos de planificación pública, hasta la comuna. “Comuna o nada” gritó en uno de sus discursos, nueva geografía, nueva redistribución del espacio, humano, vivo y en constante movimiento.
Estar ubicados en el espacio tiempo, es entender la importancia que en el seno de nuestro pueblo tienen Cristo y Bolívar como referencia de amor, desprendimiento y lucha, levantado sus banderas de manera sincera y militante.
Estar ubicados en el espacio tiempo, es saber cuando crear una Misión Social, que en momentos de contraflujo, nos ayude a mantener el proceso con medidas que satisfagan la gran deuda heredada de necesidades materiales y espirituales de nuestro pueblo.
La contradicción entre el Socialismo Real y Socialismo del siglo XXI es indispensable para entender la conducta de Hugo Chávez en sus 14 años de Gobierno, sus prácticas radicalmente democráticas, su simple e infinita capacidad comunicativa, su valentía en momentos difíciles, el comenzar el proceso de organización de un nuevo sistema socio económico, donde el pueblo organizado sea quien decida y no las élites de siempre, su capacidad de unificar la fuerza armada con un proceso revolucionario y socialista, entre otras que con el tiempo debemos estudiar y transformar en praxis revolucionaria.
Hoy más que nunca somos Chavistas porque heredamos su llamarada, de fuerza de lucha y militancia sin descanso por los y las pobres de la tierra, por el sueño de un Mundo sin excluid@s, sin dominad@s, con una Patria Grande fuerte y unida directo hacia la victoria, hoy gritamos al planeta:


¡Honor y Gloria a la valentía, de nuestro Comandante Hugo Chávez Frías,
Chávez Vive y Vencerá!

Gustavo Villapol
Comunicador Popular








Share on Google Plus

About Gustavo Villapol

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios :

Publicar un comentario